SNAN SP-P1 21W: el cargador solar para excursionistas

cargador solar

Bueno chicos, el producto que os traigo hoy para analizar está orientado (para mí, exclusivamente) a aquellos que nos vamos de excursión (playa, montaña…) a sitios inhóspitos en los que no haya enchufes en los cuales carguemos nuestros dispositivos. Podríais decirme “llevaremos powerbanks cargadas”. Esa es una muy buena opción pero si por ejemplo nos vamos una semana entera, o bien nos llevamos tropecientas powerbanks o bien iremos con un cargador solar (que es una muy buena opción, liviana). El cargador SNAN SP-P1 21W es grande (no os voy a engañar) pero curiosamente es bastante ligero para el tamaño que tiene. La ventaja que le veo a simple vista con las powerbank que venden con un cargador solar del tamaño de un móvil es la eficiencia energética que tiene, ya que la superficie es muchísimo mayor que éstas.

wp_20161130_10_42_00_pro-min

wp_20161130_10_42_28_pro-min

cargadorsolar

La caja que nos llega contiene el cargador solar plegado, 4 mosquetones (que sirven para llevarlo desplegado en la mochila, cargándose mientras hacemos senderismo, por ejemplo) y un pequeño manual. Nada más, no incluye ningún cable de cortesía ni powerbank (ya que como os comentaré más adelante, solamente sirve para cargar dispositivos en el momento que hay luz solar, no podremos guardar energía al estilo powerbank y cargar nuestros dispositivos de noche).

DISEÑO
Estos paneles desplegados ocupan 70×29 centímetros, y llevan un par de placas plegadas en la parte trasera para orientarlo de forma perpendicular a los rayos solares mediante tiras con velcro. Se pliega en cuatro partes cuando no lo estamos usando quedando un “libro” de 29×16.5×3 cm. Pesa unos 900 gramos y está realizado en textil sintético (tela de poliester, similar a los refuerzos de las mochilas). Las placas solares llevan un recubrimiento que las impermeabiliza, ya que está pensado para exteriores.

wp_20161130_10_47_15_pro-2-min

FUNCIONAMIENTO

El funcionamiento es muy simple, se abren las placas solares, se orientan adecuadamente al sol (lo mejor sería con las placas plegadas para orientarlo casi perpendicularmente, o bien en la mochila anclado mientras andamos). Nos permite cargar directamente aparatos de hasta 5v y 4mAh en total (si sólo conectamos un dispositivo) o 2 mAh si conectamos 2 dispositivos a la vez (cargará más o menos lento en función de la luminosidad, mayor a pleno sol, menor en días nublados). Eso sí, sólo podremos cargarlos a la vez que estemos recargando las placas solares (como os comentaba antes), para mí esto es un punto negativo, ya que si un día hace mucho sol podríamos cargarlo a tope, y si al día siguiente nos llueve, aún tendríamos batería extra para cargar nuestros dispositivos. Pero de esta manera, nos obliga a llevarnos un powerbank de repuesto.

Como conclusión decir que es algo muy específico, orientado a gente que está en sitios donde no hay una instalación eléctrica, alejados, como puede ser una cabaña en el monte, campamentos, un camping, etc. Muy recomendable usarlo en conjunto con una powerbank con alta capacidad que sirva de acumulador, a ser posible que sea capaz de entregar corriente mientras está recargándose.

Lo podemos encontrar estos días en oferta en Amazon por un precio económico.